top of page

Usher ilumina el Super Bowl LVIII con su show de medio tiempo

Con un despliegue visual deslumbrante y un repertorio que abarcó lo mejor de su carrera, Usher se adueñó del escenario en el Super Bowl LVIII celebrado en el Allegiant Stadium de Las Vegas, Nevada. El icónico cantante estadounidense sorprendió a los espectadores con una actuación llena de energía y colaboraciones especiales que mantuvieron al público en vilo durante todo el espectáculo.


Desde el momento en que pisó el escenario vestido completamente de blanco, Usher hizo honor a su reputación como uno de los grandes artistas del R&B. Con un despliegue de luces y efectos visuales que pintaron de colores las gradas del estadio.


Acompañado de una impresionante producción, Usher interpretó algunos de sus éxitos más memorables, como 'Caught Up', 'U Don’t Have To Call', 'Superstar', 'Love In This Club' y 'Yeah!', esta última junto a Ludacris. Pero lo que realmente hizo brillar su actuación fue la presencia de invitados especiales como Alicia Keys, H.E.R y Will.I.AM, quienes se unieron al espectáculo para elevar aún más la intensidad y el impacto emocional de la presentación.



El momento álgido llegó cuando Usher compartió el escenario con Lil Jon para revivir el clásico 'Yeah!', llevando a los asistentes a una ola de nostalgia y euforia. Además, temas como 'Turn Down For What' pusieron a vibrar a la multitud, demostrando una vez más el dominio escénico y la capacidad de Usher para mantener al público cautivado de principio a fin. Con una duración de 15 minutos, el show de medio tiempo de Usher fue una auténtica fiesta que dejó a todos los presentes con ganas de más. Sin duda, una actuación que quedará marcada en la historia del Super Bowl.


Tomado de: www.lamega.com

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page