Un hombre vive con un implante de pene en su brazo durante seis años.

Tras perder su pene, un médico le sugirió que se implantara uno en el brazo para que, años después, pudiera colocárselo en el lugar adecuado.


En 2014, Malcon sufrió una infección sanguínea muy severa y provocó que su pene se cayera: "No pudieron hacer nada por él", confirma. Por este motivo, años más tarde, un médico le recomendó hacerse un implante en el brazo, "le crearon un pene para él". ¿Cómo hicieron esto? Pues extrayéndole vasos sanguíneos y nervios del brazo para colocárselo en este 'sexo'.


"Se lo implantaron allí para que, con el tiempo, se formara la piel y fuera tejido natural", Ahora es el brazo más solicitado del barrio", "todas las abuelas quieren que les ayuden a cruzar la calle". Aunque, según él, "igual no era el mejor sitio para implantárselo porque ahí te va molestando todo el día".


Tomado de: www.lasexta.com






4 visualizaciones0 comentarios