Olga, la víctima de un robo que abusó de su ladrón

Se llama Olga Zajac, de 28 años y era propietaria de una peluquería en Meshchovsk, una localidad al oeste de Rusia. Su nombre saltó a las páginas de actualidad por un hecho inusual, ya que fue condenada por haber abusado sexualmente de un ladrón. En concreto, del hombre de 32 años que intentó vaciar la caja de su negocio.


El agresor se convirtió en víctima cuando la propietaria del negocio, una mujer con cinturón negro de karate, le noqueó. El ladrón fue obligado a tomar viagra y pasó dos días retenido por la mujer, que abusó de él sexualmente. Al ser liberado por su captora, Viktor acudió al hospital con los testículos hinchados.

La historia parece sacada de una película de ciencia ficción, pero ocurrió en realidad, y Olga y Viktor acabaron los dos en la cárcel.


Mientras robaba el dinero de la caja, Viktor fue sorprendido por la propietaria que empleó sus conocimientos de artes marciales. Olga golpeó al ladrón dejándolo inconsciente, y lo llevó a la parte trasera del local donde fue atado de pies y manos. Entonces le obligó a tomar viagra.

Durante dos días, en sus horas libres Olga obligaba a su cautivo a ingerir las pastillas para tener erecciones y mantenía relaciones con él. Cuando acababa lo dejaba maniatado en el mismo sitio, donde permaneció recluido durante horas. Al tercer día decidió liberarlo, y el ladrón fue a la policía para denunciarla.

308 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo