Les recomendaron irse de su nuevo apartamento por tener "sexo muy ruidoso".

Una pareja cartagenera exige su derecho a tener sexo en la privacidad de su apartamento y asegura que los vecinos y administración del edificio donde habitan los persiguen por expresar su pasión sexual en la intimidad de su hogar.


La joven, quien pide reserva de su nombre, aseguró que el pasado sábado llegó a vivir con su pareja sentimental al edificio, pues quedaron encantados con la hermosa vista que ofrece del mar Caribe y la Ciénaga de la Virgen.

“Una noche de martes, pasadas las 8 p. m., en la privacidad de nuestro hogar, hicimos el amor con mi pareja, como siempre lo hemos hecho. Pero, de pronto, nos llama el vigilante para decirnos que una vecina está molesta porque escucha gritos y gemidos”, señala la joven, que puso el caso en manos de su abogado.


Pero los reclamos de esta joven van más allá. "Primero, no debieron llamar a interrumpirnos. Pero, además, al día siguiente subió la administradora, con varios empleados, lo que es denigrante, a regañarme porque según ella yo no podía tener intimidad con mi novio en mi habitación y decirme que yo me 'tengo que controlar'", relata la joven, y agrega: "No me pueden hacer sentir culpable por disfrutar de mi sexualidad".


Según la denunciante, sus vecinos han venido grabando audios con las expresiones sexuales de la pareja. "Lo más delicado es que hay una vecina que graba nuestra intimidad, nos está espiando y comparten los audios por WhatsApp", sostiene.


Según la denunciante, en las últimas horas la administración le dio a entender a su pareja sentimental que "es mejor que nos vayamos del edificio".






26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo