Las conspiraciones se extienden más rápido que la pandemia: surgen los negacionistas de la calima

La actualidad de los últimos dos años es tan catastrófica como sorprendente. Y es que los negacionistas no dejan de surgir, y ahora le ha tocado el turno a la calima que, desde el martes -desde el lunes en Levante- cubre toda la península y ha teñido el cielo de naranja.


La Covid, la nieve de Filomena -que decían que era de plástico-, la erupción del volcán de la Palma o la guerra de Rusia y Ucrania ya recibieron su dosis de "esto es una conspiración" o "no es real lo que nos están vendiendo". Y, ahora, han surgido varias voces que dicen que el polvo sahariano no es tal por algunas de sus propiedades.


¨¿Desde cuándo la arena se mezcla con el agua? Esto no es arena", pregunta una tuitera mostrando una foto de un bidón para recoger agua de lluvia y que está lleno de polvo naranja.

"Es canela. El gobierno nos está preparando para las torrijas"

"Que la calima es una estrategia para tapar el sol y debilitar la economía española para mí es top en la escala del negacionismo"

"Esta mañana me han contado que es Putin soltando una bomba química, no jokes"·

La calima: *Existe*

Negacionistas.

En definitiva, se repite el patrón vivido con conspiracionistas de otros fenómenos que, a pesar de las explicaciones científicas, defienden sus propias teorías. Sin embargo, es importante recordar que, como con la Covid, negar esta calima -que durará aproximadamente hasta el jueves- puede ser perjudicial si no se tiene precaución, ya que puede "afectar potencialmente la salud", tal y como informa el especialista Francisco Martín León.

18 visualizaciones0 comentarios