top of page

Jessi Uribe cumplió el sueño de su vida: cantar con Alejandro Fernández

Para Jessi Uribe cantar al lado de Alejandro Fernández, el hijo del fallecido Vicente Fernández, es un sueño cumplido, alcanzar una meta que se trazó desde que comenzó su carrera en la música. El artista santandereano no solo grabó al lado del Potrillo, tal y como se le conoce a Fernández, sino que cantara con él en un show en Ciudad de México.


En charla con EL COLOMBIANO, Jessi contó que este año lanzará un nuevo álbum, a la vez que vendrán nuevas canciones con Pipe Peláez y Alzate, a la vez que este martes 18 de abril viaja a una gira de un mes por Europa y luego irá a Chile y Perú.


¿Qué sensación está experimentando tras este lanzamiento de Maniquí, este trabajo con Alejandro Fernández? “Esto es una bendición que Dios me regala y un sueño cumplido, es algo impresionante no solo para mí, sino para la música popular colombiana, siento que este trabajo le da mucha fuerza al género.



Siento que todos tenemos el sueño de poder llevar nuestra música a México y a Estados Unidos, que conozcan que aquí también cantamos rancheras, y esta canción con Alejandro Fernández, hará más fácil ese camino que ya comenzaron Pipe Bueno, Alzate y Yeison Jiménez.


Hicimos esta ranchera hermosa, hace mucho no se hace una así, con una forma diferente de cantar al despecho. Me gustó mucho, es una canción muy elegante, con un video muy bonito que lo pueden ver ya en YouTube”. “Yo lo busqué, a uno le toca remar y remar, porque uno puede ser reconocido en algo, pero los sueños son muy grandes y hay que trabajarlos. Nos conocimos por las redes sociales, él sabía de mí, y le envié canciones de mi autoría para que me grabara. En Caracas, Venezuela, tuvimos la oportunidad de cantar juntos, ahí lo conocí en persona y luego cantamos, después cenamos algo chévere, compartimos música, vivimos momentos bonitos y ahí aproveché y le dije, venga, ¿por qué no grabamos algo? Que ese era un sueño para mí.


Me dijo que sí y empecé a enviarle canciones y ninguna lo cautivaba hasta que llegó Maniquí y le encantó. Se la envié ya cantada por mí, arreglada y todo, le gustó y dijo, ‘vamos para adelante y grabamos el video. Todo eso pasó como en tres meses”.

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page