top of page

Fabrican cerveza reciclando aguas residuales y al parecer la fórmula es todo un éxito

La cerveza es una de las bebidas más comercializadas en el mundo, y es que la mayoría de los adultos suele incluir en sus compras una que otra cerveza. Sin embargo, existen gran variedad de estas bebidas en los mercados, entre aquellas artesanales y otras más industriales.


Al ser una bebida tan apetecida, los gobiernos se esfuerza mucho en que los laboratorios fabricantes cumplan con altos estándares de calidad y de higiene, pues como se trata de un producto para el consumo humano requiere además de que cuente con unas normas básicas que prueben que es apto y que no resulte perjudicial para la salud.



Al pensar que se trata de un alimento, sería común pensar que los ingredientes son los más limpios e higiénicos, pero recientemente se conoció la noticia de un laboratorio de cervezas estaba creando la bebida con agua residual reciclada. Como era de esperarse, esta noticia casó revuelto, pues muchos cuestionaron si en realidad podía ser buena para el consumo. Tal como lo reportó El Heraldo de México, una empresa conocida como Epic Cleantec desarrollo una cerveza a bases de aguas grises recicladas.


Col el agua de las duchas, los lavamanos y las lavanderías provenientes de un edificio llamado Fifteen Fifty de 40 pisos en San Francisco, California, el laboratorio creó una cerveza tipo kölsch. La empresa utilizó un innovador sistema de filtrado para purificar el agua, el cual comprende filtros de carbón activado, luz ultravioleta y desinfectantes.

El laboratorio trabajó de la mano con la cervecera Devil’s Canyon y apartir de 2.000 galones de agua fabricaron 7.500 latas de cerveza bajo el nombre de Epic OneWater Brew.


Este resultado fue expueso en la conferencia sobre agua en la ONU, sin embargo, el producto no está a la venta debido a las dudas que surgieron a partir de que fabricaron la cerveza con agua residual.


Frente a esto, Aaron Tartakovsky, cofundador y director general de Epic Cleantec aseguró que esta cerveza podría ser incluso más limpias que las existentes en el mercado, pues que cuenta con un esquema de pruebas mucho más riguroso que los normales.

“Muchas veces, en una fábrica de cerveza se abre el grifo y el agua que sale es la que se utiliza para elaborar la cerveza, en nuestro caso, tenemos tanto control sobre el proceso de tratamiento que pudimos modificar algunos de los pasos para ofrecer a los cerveceros un lienzo en blanco», señaló Tartakovsky a The Guardian.


Tomado de: www.publimetro.com

6 visualizaciones0 comentarios
bottom of page