top of page

A mototaxista lo pilló su mujer saliendo de un motel en Barranquilla: “Estoy trabajando, estoy trabajando”


En Barranquilla sucedió un insólito encontronazo protagonizado por una mujer, que confrontó a su esposo en la entrada de un motel, con acusaciones de infidelidad. Esta escena, digna de una telenovela, se ha vuelto viral en las redes sociales, pues acaparó la atención de miles de usuarios en vista de los reclamos de la mujer y la respuesta del hombre. La situación escaló cuando la esposa furiosa aseguró que su marido, un mototaxista, tenía una aventura con otra mujer, identificada solamente como Rosa.


El mototaxista intentó defenderse alegando que su presencia en el motel obedecía a motivos laborales, por cuenta de un trabajo de plomería que estaba efectuando en el establecimiento de citas. “Estoy es trabajando, estoy trabajando. ¿Cuál es el problema? Amigo (le preguntó a un testigo), ¿No estaba revisando un baño que usted me mandó a buscar?”, fueron sus palabras en un intento desesperado por justificarse.


Sin embargo, su esposa no aceptó sus explicaciones y continuó el enfrentamiento, incluso, en presencia de autoridades que intentaban mediar en la disputa. La petición de la mujer era que “Rosa” se pronunciara. Le dijo al esposo “Esto es una residencia. Sal, sal que te estoy esperando. No me interesa tu plomería; pero a Rosa te la jodo (sic)”, exclamó la mujer. En medio de una mezcla de rabia y despecho, y a pesar de la tensión, el hombre logró apaciguar los ánimos de su esposa y se la llevó en su moto. No obstante, esta última no se fue sin antes enviar una advertencia directa hacia la mencionada Rosa.


“Yo no estoy haciendo nada malo”: dijo el hombre


El video del enfrentamiento se esparció rápidamente a través de las redes sociales, convirtiéndose en tema de conversación y debate sobre las reacciones ante la posible infidelidad.


es que las palabras de la enardecida mujer se convirtieron en el eje del suceso, pues le reclamó a su pareja sentimental si a ella le faltaba algo, en vista de un presunto affair. “Yo estoy bien. ¿Qué me falta, marica, qué me falta? (sic)”, cuestionó. “Trabajo, pago mis gastos...”

Pero además, indicó que la mujer estaba dentro del motel. Expresó, en medio de gritos, que apostaba lo que fuera para revisar las cámaras, ante la certeza que la invadía en ese momento: “Pago lo que sea y me revisan las cámaras. Si la metiste, y no digas mentiras, y reviso las cámaras, y pago lo que me pidan (...) ¡Sí la metiste! Hace una hora”, determinó. Mujer cuestionó a su esposo por estar a la salida de un motel en Barranquilla.


Finalmente, la mujer accedió a irse a su casa con el hombre. Pero, eso sí, antes de subirse al medio de transporte dio vuelta atrás y le dejó un mensaje a Rosa. “Rosa, sal, hija. Me voy. Vaya con Dios, pero en el barrio te espero”. Los usuarios de redes sociales han expresado una gama de opiniones, desde apoyo hasta crítica, no solo sobre las acciones del mototaxista y su esposa sino también sobre el la airada reacción de la mujer, que no se detuvo, aún, con la presencia policial.


Se leyeron comentarios como: “de verdad que se ven cosas ya el man se descargo y está libiano o las q seas”; “Hay Rosa está pillá (sic)”; “Rosa, en el barrio te espero ajajajaja”. No obstante, también se evidenciaron reacciones y comentarios en modo de burla sobre las respuestas del hombre, que no dejó de insistir en que estaba cumpliendo con un trabajo, sin importar la fortaleza del escándalo de la mujer: “Estaba cuadrando un desagüe”; “soldado caído”.


Tomado de: www.infobae.com

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page